sábado, 18 de junio de 2011

EL DÍA E



El 18 de junio el Instituto Cervantes celebra con una lluvia de palabras la tercera edición del Día del Español. 
El Día E, una fiesta que se celebra en 78 centros del Cervantes repartidos por 44 países, arrancará en la capital china a las 11 horas con Vargas Llosa.


Sobre la lengua  española
Marcos Marín Azmezcua, catedrático mexicano.


La lengua española que desde hace siglos dejó de ser exclusivamente lengua castellana —al traspasar el querido umbral hispano—, convirtiéndose en una lengua universal, nos une y nos comunica; celebra de nuevo El Día E por feliz iniciativa del Instituto Cervantes. Enhorabuena. La prestigiada institución española tiene un nombre bien ganado en el mundo y representa la imagen proactiva de la España moderna.

La diversidad del habla española dota al idioma común de su más intrínseca e inagotable riqueza. Ella es un patrimonio inmaterial que se cristaliza en el pensamiento y en la más acabada constitución con que delimita la expresión de los hablantes y su contexto.

Y otra vez mi idioma, lengua viva y pujante, es el fiel reflejo de que la cultura hispánica tiene una energía y un vigor arrolladores y torrenciales, con capacidad de redescubrirlo y revalorarlo. Al idioma hay que dignificarlo y difundirlo, más allá de un simple anhelo, no bastando regodearnos en El Día E, sino mirándolo como la oportunidad de convencernos de una vez por todas de que puede ser mejor al librarse de los extranjerismos innecesarios y de otros avatares y vicisitudes que lo afectan, que no son sino retos para buscar expresarnos mejor, fortaleciéndolo.

 El Imparcial

2 comentarios :

Nieves Soriano Nieto 19 de junio de 2011, 8:43  

Gracias, Pilar, por recordárnoslo. Yo me siento feliz y orgullosa de hablar esta lengua, que es tan plural, tan global, y que une a tantas culturas tan diferentes.

Cristi 3 de julio de 2011, 23:55  

Excelente día un día mágico; gracias al día E, muchas gracias por compartir.

Un abrazo.


Cubrí con flores
Aquella caligrafía
De trazos rectos.

Unas gotas de luna
Cayeron en mi mano,
Los vientos húmedos
Acercaron el perfil del silencio
Hasta mi rostro.
El espacio vacío
Se llenó con los sueños,
La ausencia
Vagó en la quietud
Del amanecer,
Y encontré indicios
En la voz del aire.

  © Blogger templates 'Neuronic' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP