domingo, 13 de junio de 2010

Lhasa de Sela

"Una canción es una destilación. Igual que cuando hierves algo, se evapora el agua, y queda la esencia"


La cantante y compositora falleció el 1 de enero en su casa de Montreal, a consecuencia de un cáncer de mama.Tenía sólo 37 años.




Creció escuchando a Violeta Parra, Chavela Vargas, Billie Holiday, Amália Rodrigues, Maria Callas... y los últimos años se sintió atraída por Al Green, Sam Cooke, Bonnie Prince Billy, Antony and the Johnsons.. Siempre le atrajo la música triste.





En 1997 publicó su primer álbum en español de La llorona que se convirtió en un éxito internacional. En Canadá, el disco le proporcionó ese mismo año el galardón artístico más prestigioso de Québec, el Premio Félix, y en 1998 consiguió el premio Juno al Mejor Artista Mundial. En Francia, La llorona se mantuvo 30 semanas consecutivas entre los cinco álbumes de más ventas de Palmarés Fnac Musique du Monde, el mayor distribuidor discográfico francés.

Durante una entrevista que concedió a Efe en 1999, Lhasa explicó: "cada frase que logro escribir en español me parece que es un milagro. La cosa más sencilla me parece tan poética. Siempre siento asombro con esta lengua".

Pero tras el éxito de La llorona, Lhasa se apartó de la música para dedicarse al mundo del circo junto con sus hermanas. Después, se traladó al sur de Francia y comienzaó a trabajar en su segundo álbum, The Living Road, que salió en 2003 y en el que combinó canciones en español, inglés y francés.

Finalmente, el año pasado, ya enferma de cáncer de mama, la artista publicó su tercer y último álbum titulado simplemente LHASA, fue también el más logrado de su carrera. En este álbum, Lhasa canta en inglés. Los ambientes melancólicos lo envuelven. Paisajes de amor, pérdida y tristeza son la base de sus historias. Todo bajo un sonido puro y despojado de todo lo superfluo. Su interpretación de los 12 temas compuestos por ella misma es a la vez sobria y llena de relieve.



Escuchar a Lhasa es una delicia, algunas canciones son verdaderas obras de arte repletas de sensibilidad y poesía.

1 comentarios :

Nieves Soriano Nieto 16 de junio de 2010, 7:29  

¡Qué maravilla! Gracias, Pilar. Un besitos y hasta ahorita.


Cubrí con flores
Aquella caligrafía
De trazos rectos.

Unas gotas de luna
Cayeron en mi mano,
Los vientos húmedos
Acercaron el perfil del silencio
Hasta mi rostro.
El espacio vacío
Se llenó con los sueños,
La ausencia
Vagó en la quietud
Del amanecer,
Y encontré indicios
En la voz del aire.

  © Blogger templates 'Neuronic' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP