lunes, 6 de abril de 2009

Oda a la vida. Ítaca de C. Kavafis

En el poema Ítaca encontramos una de las más bellas metáforas de la vida.

Ítaca es la meta donde se hallan todas las esperanzas, los deseos, las ilusiones y los sueños.
Es un poema que siempre me ha maravillado, en él se ve reflejada la grandeza poética del escritor griego Constantino P. Kavafis.


ÍTACA

Si vas a emprender el viaje hacia Ítaca,
pide que tu camino sea largo,
rico en experiencias, en conocimiento.

A Lestrigones y a Cíclopes,
al airado Poseidón nunca temas,
no hallarás tales seres en tu ruta
si alto es tu pensamiento
y limpia la emoción de tu espíritu y tu cuerpo.

A Lestrigones ni a Cíclopes,
ni al fiero Poseidón hallarás nunca,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no es tu alma quien ante ti los pone.

Pide que tu camino sea largo.
Que numerosas sean las mañanas de verano
en que con placer, felizmente
arribes a bahías nunca vistas;
detente en los emporios de Fenicia
y adquiere hermosas mercancías,
madreperla y coral, y ámbar y ébano,
perfumes deliciosos y diversos,
cuanto puedas invierte en voluptuosos y delicados perfumes;
visita muchas ciudades de Egipto
y con avidez aprende de sus sabios.

Ten siempre a Ítaca en la memoria.
Llegar allí es tu meta.
Mas no apresures el viaje.
Mejor que se extienda largos años;
y en tu vejez arribes a la isla
con cuanto hayas ganado en el camino,
sin esperar que Ítaca te enriquezca.

Ítaca te regaló un hermoso viaje.
Sin ella el camino no hubieras emprendido.
Mas ninguna otra cosa puede darte.

Aunque pobre la encuentres, no te engañará Ítaca.
Rico en saber y en vida, como has vuelto,
comprendes ya qué significan las Ítacas.

2 comentarios :

Nieves Soriano Nieto 7 de abril de 2009, 12:52  

¡¡Qué maravilla de poema!! ¡Qué bello lugar Ítaca en el que proyectamos nuestras utopías, nuestros sueños! Y pide que el viaje sea largo, disfruta del camino, de las pequeñas cosas, de los grandes desafíos. Ulises, en "La Odisea", pasó toda su vida esperando llegar a Ítaca. Evitaba incluso las tentaciones del camino pensando tan sólo en el recuerdo que le animaba a seguir hacia un fin único, soñado. Sin embargo, el oráculo ya lo vaticinó, el sueño está también en el camino, porque es éste el que va construyendo Ítaca con su caminar: Ulises moriría en el mar, porque una vez pisara Ítaca sentiría la llamada del camino perdido. Así, se adentró, y fue allí donde perdió su vida. Ulises, ese primer gran viajero de la literatura, predeciría la sed de todos los futuros viajeros. ¡Quién no desea beber el agua del océano incluso sabiendo que puede sernos perjudicial! Te mando a tu correo un texto de Jarauta sobre Ulises. Te va a emocionar.

Ana Cuéllar Rocabert 10 de abril de 2009, 12:04  

Itaca es la Meta a la que todo héroe aspira.
El viaje es largo y difícil:lleno de experiencias y conocimientos.
Es un viaje iniciático que durará toda la vida.
En él, enfrentaremos peligros, caminos equivocados y noches oscuras del alma.
Con el fin de purificar nuestro pensamiento y limpiar nuestras groseras emociones de nuestro espíritu y de nuestro cuerpo.
Por este camino llegarás al goce, la alegría y disfrutarás de placeres y delicias jamás imaginadas.
Llegarás rico en saber y en vida.
Habrás llegado a Itaca.


Cubrí con flores
Aquella caligrafía
De trazos rectos.

Unas gotas de luna
Cayeron en mi mano,
Los vientos húmedos
Acercaron el perfil del silencio
Hasta mi rostro.
El espacio vacío
Se llenó con los sueños,
La ausencia
Vagó en la quietud
Del amanecer,
Y encontré indicios
En la voz del aire.

  © Blogger templates 'Neuronic' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP