miércoles, 22 de octubre de 2008

Premios Gabriel Miró 2008. La ternura matemática.


Fernando Villamía ha sido el ganador del LIII Concurso de Cuentos Gabriel Miró, con la obra ¿Puedo ir a lavarme las manos?, presentada bajo el pseudónimo Larrea.

Cristóbal Martínez Haro, compañero y amigo, ha obtenido el segundo premio, dotado con 3.000 euros, con La ternura matemática, que presentó al certamen bajo el pseudónimo Delfina Sanfélix.


El cuento La ternura matemática trata sobre el Alzheimer. Narrado en tercera persona y con narrador omnisciente, Martínez Haro plasma con lirismo la historia de una pareja, marcada por esta enfermedad, que padece la mujer.


El presidente del jurado, Andrés Amorós, resaltó que este año "no ha costado demasiado llegar a este resultado" porque los "últimos seis o cuatro cuentos seleccionados eran muy buenos". Además, destacó que tanto la obra ganadora, como la que ha obtenido el segundo premio, reflejan las inquietudes y preocupaciones del ser humano, lo que demuestra que el Miró no sólo es un premio muy reconocido, sino también que no vive en una burbuja fuera de la realidad.


Los días que no trabajaba eran los más intensos. Pasaba con ella todas las horas del día para no desperdiciar nada del tiempo que les había sido regalado. Se sentaban abrazados viendo cómo la lluvia endulzaba las historias que él le contaba al oído. Viejas historias suyas o inventadas que les permitían evadirse de un mundo que les había traicionado envidioso de su amor. No alzaba la voz manteniendo el aire para dar los énfasis que el relato requería. Los introducía con suavidad para que no se derramara ningún detalle. Jugaba con los vaivenes de su respiración, divertido de controlar las historias que le contaba. No sabía como se las arreglaría si le faltara. Estaba plenamente enamorado de aquella persona indefensa.


Desde aquí felicito a Cristóbal Martínez Haro por este premio tan reconocido.

2 comentarios :

Nieves Soriano Nieto 25 de octubre de 2008, 13:40  

Felicidades, Cristóbal, por ese premio. Y gracias, Pilar, por el homenaje que le has hecho, es fantástico.

Ana Cuéllar Rocabert 26 de octubre de 2008, 12:00  

Gracias Pilar por resaltar este merecido premio literario que ha obtenido Cristóbal, apreciado compañero, del curso pasado,que en los recreos con el café, nos comentaba sobre lo que estaba escribiendo, sus cuentos..los concursos a los que presentaba sus obras y premios que le habían dado. Muchas felicidades!!.


Cubrí con flores
Aquella caligrafía
De trazos rectos.

Unas gotas de luna
Cayeron en mi mano,
Los vientos húmedos
Acercaron el perfil del silencio
Hasta mi rostro.
El espacio vacío
Se llenó con los sueños,
La ausencia
Vagó en la quietud
Del amanecer,
Y encontré indicios
En la voz del aire.

  © Blogger templates 'Neuronic' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP