domingo, 22 de febrero de 2009

Estos días azules y este sol de la infancia.

Hace 70 años murió en el destierro de Collioure Antonio Machado, para este gran poeta el mar simbolizaba la inmensidad de la muerte, el lugar en el que confluyen todos los caminos de la vida. Cada ser, como una pequeña gota de agua, se pierde y desaparece en la inmensidad del mar, de la muerte.

Morir ¿Caer como gota

de mar en el mar inmenso?

¿O ser lo que nunca he sido:

uno, sin sombra y sin sueño,

un solitario que avanza

sin camino y sin espejo?

(Proverbios y Cantares)

Sus últimos días estuvieron llenos de tristeza y penurias. Exiliado, enfermo y solo con su madre, que murió tres días después, fue enterrado en una tumba prestada en el cementerio de Collioure. Como epitafio estos versos.

Y cuando llegue el día del último viaje

y esté al partir la nave que nunca ha de volver

me encontraréis a bordo, ligero de equipaje,

casi desnudo, como los hijos de la mar.

Pero sus últimos versos, los que encontró su hermano José en el bolsillo del gabán, fueron para su amada Guiomar.

Y te daré mi canción:

Se canta lo que se pierde

con un papagayo verde

que la diga en tu balcón.

1 comentarios :

Nieves Soriano Nieto 22 de febrero de 2009, 19:16  

[...] «Porque ayer en mi verso, compañera,
sonaba el eco de tus secas palmas,
y diste el hielo a mi cantar, y el filo
a mi tragedia de tu hoz de plata,
te cantaré la carne que no tienes,
los ojos que te faltan,
tus cabellos que el viento sacudía,
los rojos labios donde te besaban...
Hoy como ayer, gitana, muerte mía,
qué bien contigo a solas,
por estos aires de Granada, ¡mi Granada!» [...]


Cubrí con flores
Aquella caligrafía
De trazos rectos.

Unas gotas de luna
Cayeron en mi mano,
Los vientos húmedos
Acercaron el perfil del silencio
Hasta mi rostro.
El espacio vacío
Se llenó con los sueños,
La ausencia
Vagó en la quietud
Del amanecer,
Y encontré indicios
En la voz del aire.

  © Blogger templates 'Neuronic' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP